Análisis de Bloodborne

-

Análisis de Bloodborne

Inesperadamente, Bloodborne se ha convertido en uno de los videojuegos más destacados de PS4. Y no es porque se esté infravalorando la calidad de un equipo como Fromsoftware, quien ya ha expuesto su potencial a través de Dark Souls, sino que muchos esperaban un juego muy similar a éste último. Bloodborne no solo se distingue de ello con una gran personalidad y un despliegue desenfrenado en su jugabilidad, ya que también nos hará sentir de nuevo como unos amateurs. El concepto es el mismo pero la ejecución es totalmente diferente, hasta tal punto en el que disfrutaremos morir una y otra vez en el terrorífico mundo de Bloodborne.

Fromsoftware en esta ocasión ha decidido optar por un combate más veloz y menos pausado. Y ese aspecto se encuentra excelentemente resuelto gracias al esquivar y a la supresión del escudo. ¿Estos dos aspectos han podido contribuir a un ritmo muy distinto para renovar la fórmula? Si, por lo que tendremos que olvidar lo aprendido en anteriores videojuegos si queremos sobrevivir a este siniestro mundo. Al momento de familiarizarnos con el timing, permitiendo que nuestros reflejos y capacidad de reacción tengan un gran protagonismo, empezaremos a gozar de las virtudes que Fromsoftware ha querido y ha logrado llevar a un nuevo nivel.

El combate se desenvuelve de una manera espectacular, con la sensación de que estamos dando la vida para superar cada uno de los enfrentamientos sin importar el enemigo que sea. También es lo suficientemente variado gracias a la cantidad de armas modificables a nuestra disposición, es decir, el elenco de armas con las que daremos caza se han visto reducidos, pero muchas de ellas cuentan con dos versiones dentro de una misma arma que otorgará una gran variación y estilo durante los combates. La transición de la versión de un arma a otra es muy impresionante e incluso puede ser ejecutado durante el combate a través de nuestros ataques en el caso de que veamos necesario efectuar dichos cambios para salir airosos de un enfrentamiento.

Además, contaremos con armas de fuegos que nos ayudará enormemente. Puede que esa no sea la primera impresión que nos dé, pero durante ese momento In Extremis donde a nuestro enemigo cuenta con una pequeña barra de salud luego de un infernal combate, es donde más agradeceremos la util implementación de dichas armas de fuego, sin mencionar otras situaciones que podremos lograr y que preferimos dejar que el jugador descubra. Todo está muy bien pensado y todo lo relacionado con el sistema de combate se desarrolla de una manera increíble para que nunca tengamos la sensación de estar ante algo que nos aburrirá al cabo de unas horas.

Si bien es cierto que dependiendo del estilo de juego de uno u otro jugador, puede que se opte por utilizar 1 o 2 armas con sus correspondientes versiones y mejoras a lo largo de toda la aventura, pero también existe la posibilidad de ir alternando entre todas las demás. La cuestión es que entre más te vas familiarizando con un arma con sus correspondientes mejoras, menos incentivos habrá para desempeñarte con otra un poco peor en cuanto a estadísticas por el tiempo de uso. Pero esto ya depende de los gustos de cada quien.

Bloodborne también destaca por ofrecer enemigos de lo más intimidantes. Tendremos una alta variedad de desagradables criaturas con las que enfrentarnos y cada uno cuenta con su particular forma para acabarlos, sin mencionar que se diferencian notablemente con respecto a su set movimientos durante sus ataques. El ensayo y error sigue cobrando mucho sentido para superar los obstáculos , pero lo mejor es la sensación de siempre querer superarnos cueste lo que cueste, a pesar del infierno que experimentaremos durante el juego.

Dicha sensación se ve exponencialmente incrementado durante las increíbles batallas contra los jefes. En ocasiones muy puntuales será posible sacar un combate a las primeras de cambio, por lo que estaremos obligados a identificar cuáles son los puntos débiles contra aquellos Bosses que nos exigirán hasta el máximo una concentración de lo más anormal. ¿El resultado? Una increíble satisfacción y sentido de realización que pocos videojuegos nos pueden transmitir. La Gloria está a nuestro alcance…hasta que continuemos nuestro viaje y experimentemos la muerte miles de veces más. El castigo en Bloodborne se paga muy caro por lo que si nos acostumbramos a pensar que lo peor ya ha pasado es cuando nos pasará lo peor.

La oferta jugable del juego también nos permite de disfrutar una experiencia en cooperativo, pero este suele ser inestable en muchas ocasiones debido al tardío sistema de emparejamiento, los cuales pueden llevarnos a esperar 10 minutos o mas para disfrutar del juego con un amigo. El juego dentro de la campaña también contará con una localización especial denominada Mazmorras de Caliz, la cual trata de una serie de mazmorras con múltiples niveles, pero que al cabo de un rato se convierte en una modalidad muy repetitiva, siendo lo menos cuidado del conjunto de Bloodborne por parte de Fromsoftware.

¿A lo largo de las 45-50 horas de la historia principal se logra mantener este ritmo? En la mayoría del tiempo podemos asegurar que si lo logra y en parte se debe a la oprimente ambientación de la que hace gala Bloodborne. El diseño artístico y su calidad gráfica es maravilloso, transmitiendo un miedo incesante que nos mantendrá alerta con respecto a cualquier mínimo rincón que pudiera parecer inofensivo. Sin duda es uno de los mejores aspectos del videojuego, ya que una alta variedad de zonas presenta un bestial acabado que desencadena mucha identidad. Pero no solo se queda en lo estético ya que cada uno de los niveles se encuentran interconectados con mucho sentido, por lo que la exploración cobra aún mucha más fuerza, sin mencionar la cantidad de atajos, caminos secretos y el Backtraking que nos incentivará a volver por un escenario que ya habíamos recorrido para descubrir muchas cosas que a la primera pasamos por alto. Bloodborne raya a un nivel magnífico en este apartado y será recordado por mucho tiempo en lo que respecta a su lúgubre ambientación.

Cabe destacar el imponente diseño para la mayoría de los jefes finales, por lo que obtendremos más razón aún para no tomarnos este enfrentamiento a muerte tan a la ligera en el primer encontronazo. Muchos Bosses demuestran y evidencian la retorcida mente del señor Hidetaka Miyazaki para dar luz a los enemigos que estamos presenciando en pantalla y no podríamos estar más horripilantemente maravillados con el resultado conseguido. Por supuesto, dichos momentos quedarán aún más para el recuerdo con una banda sonora que se complementa perfectamente con la ambientación junto con los enemigos más viscerales alcanzando el éxtasis. El vídeojuego estará completamente doblado a nuestro idioma con un buen nivel.

A pesar del excelente acabado del juego visualmente, nos da la sensación de que podría haberse alcanzado los 60 FPS, los cuales pueden considerarse un apartado importante debido a la necesaria fluidez que necesitaremos más de una vez y que podría ser la diferencia entre la vida y la muerte. Pero de igual manera los 30 FPS se desarrollan de manera estable y no entorpecen la gran experiencia que nos ofrece el videojuego en su conjunto.

Debido a que Bloodborne no nos expondrá una historia tradicional como nos tiene habituado la industria de los videojuegos, no se entrará en muchos detalles con respecto a ello. Pero debemos advertir algo, y es que el transfondo que presenta Bloodborne mediante su diseño artístico, la decadente situación existente, el sueño del cazador, la cacería hacia los enemigos, incluso hasta en la descripción de muchos de los objetos que obtendremos y de los personajes que nos encontraremos…todo ello se entremezcla de una manera impensable con el lore del juego. Un lore que será increíblemente valorado por los jugadores más veteranos y que increíblemente será pasado por alto en muchas ocasiones.

Fromsoftware siempre logra una manera de reinventarse para ofrecer un videojuego diferente manteniendo fresca las bases que lo han llevado hasta donde se encuentran. Bloodborne es terroríficamente intenso, oprimente, fresco, adictivo y divertido, incrementando de maneras inalcanzables la sensación de satisfacción al superar los infernales retos que tendremos por delante.

1 comment

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer

El tiempo de desarrollo para cada Uncharted

Conoce el tiempo de desarrollo de las entregas numéricas de Uncharted desarrollada por Naughty Dog.