Analisis de CoD: Modern Warfare. El regreso a la guerra moderna.

-

Analisis de CoD: Modern Warfare. El regreso a la guerra moderna.

Call of Duty ha regresado y por todo lo alto. La última entrega de la mano de Infinity Ward es un titulo brillante en el que a pesar de tener claroscuros en uno que otros aspectos, es fácilmente TOP 2 de los mejores COD de la presente generación gracias a su intenso (y quizás breve) modo campaña, y un Multiplayer bastante rotundo y variado para todos los gustos. Nuestra lucha junto con el Capitan Price en medio de la Guerra Moderna ha vuelto. Análisis de Modern Warfare.

Para esta ocasión Infinity Ward sabía que necesitaba realizar un avance después de entregas muy discretas como COD Advanced Warfare y sobretodo el caótico Infinite Warfare, quien a día de hoy sigue encontrándose en el top 10 de los videos con más dislikes de la historia de YouTube. Por lo que para la presente entrega han desarrollado un nuevo motor gráfico, uno con el cual puedo decir que ofrece resultados realmente sorprendentes no solo con respecto a la saga sino con respecto al 2019 en general. Hay que hacer un especial hincapié con respecto a la campaña, que es uno de los apartados en los que más se beneficia en cuanto al nuevo motor. El modo historia sigue exponiendo una jugabilidad con mucha adrenalina, pero está vez acompañado de un potente apartado gráfico y técnico que hace justicia a los últimos coletazos que puede ofrecer el presente ciclo de consolas. Por fortuna, también sabe cómo desenvolverse en cuanto a su variedad de localizaciones, pero aún más importante, variedad en cuanto a su gameplay para que no se sienta inevitablemente repetitivo como muchas de sus anteriores entregas. El resultado es bastante bueno, sobresaliente si tomamos en cuenta que en la pasada edición (Black ops 4) no había un modo campaña. A pesar de que la campaña tiene una duración estimada de 5-6 horas las cuales pueden ser aumentadas en el caso de que optemos por la dificultad veterana. De igual forma el mayor esfuerzo de los desarrolladores sigue siendo dentro del Múltiplayer del que hablaremos inmediatamente. 

Está el multijugador a la altura de las mejores entregas de la saga como lo fueron Modern Warfare 1, 2 o Black ops 2? Puede que actualmente no, pero aun así es un modo de juego en el que invertir emos cientos de horas debido a que ofrece novedades dentro de la saga tan necesarias que no se ven entorpecidas por sus pocos, aunque groseros, defectos. Quizás uno de los mayores aciertos de COD sea el estreno de un inesperadísimo y a la vez potente modo de juego 2Vs2. Si, aquel modo de juego con el que se anunció el primer material gameplay de juego que pintaba como relleno dentro del multijugador, una vez probado a profundidad, es de las mejores novedades que ha ofertado la saga en mucho tiempo.  

El Gunfight sobretodo termina de agarrar vuelo cuando tenemos un amigo con quién probarlo sea en pantalla dividida o vía Online, y es que la comunicación, estrategia e incertidumbre constantemente prevalecen durante mucha de las partidas, gracias a un excelente diseño de mapas y un balance muy bien logrado en todos los aspectos. Ni aunque podamos contar con las potentes Killstreask, de las que hablaremos más adelante, no pierde su gran diversión e incluso incita mucho a probarlo ya que también es la excusa perfecta para probar el funcionamiento de muchísimas de las armas que hay en el juego y no estancarnos solo en una clase en particular. Sin duda, es un trabajo sencillo, pero a la vez descomunal sin mencionar que no se ha dejado de lado el poder disfrutar del videojuego en cuanto a pantalla dividida, una función cada vez más y más olvidada y con el que tenían todos los pretextos para no presentar en este nuevo Modern Warfare. 

Eso quiere decir que el múltiplayer de toda la vida, el del 6vs6, ofrece titánicos resultados? Si y no. El gameplay se siente más refinado que nunca, más suelto, rápido y desenfrenado, con unas Killstreaks muy poderosas y descomunales, de las que da placer obtener para poner patas arriba el mapa en el que nos encontramos. Pero es que muchos de los mapas, sobretodo en varios de los existentes para el 6Vs6 son realmente pésimos. Todo el excelente diseño visto en el 2vs2 es enviado al garete por unos niveles realmente nefastos, con rutas sin sentidos, demasiadas ventanas, demasiados puntos o posiciones en donde podemos ser acribillados y que por todo lo anteriormente mencionado, terminan incitando a un camperismo realmente lamentable, quizás uno de los más groseros de los últimos años en cuanto a COD se refiere.  

Cómo no es habitual que los mapas sean actualizados para solventar este problema, quizás esto es un aspecto con el que convivirá el juego para siempre pero afortunadamente puede ser reducido gracias a la adición de nuevos mapas, concretamente aquellos míticos de la saga Modern Warfare que puede disimular un acabado tan pobre como el visto en esta entrega. En el caso de Ground Wrad, el modo 32 Vs 32, termina siendo un modo de juego notable pero que también se ve un entorpecido en menor medida por los defectos mencionados anteriormente. De igual forma Infinity Ward logra acoplar perfectamente la fórmula jugable del título estrella de Activision para que las partidas sigan ofreciendo una gran intensidad, pero con la adición de vehículos como tanques o helicópteros, accesorios como paracaídas y una verticalidad bastante marcada gracias a los grandes edificios en donde nos podremos abrir paso. Pero regresamos hacia otro problema. Pero cuando parece que cuando todo va sobre la marcha, el titulo va y presenta el Skill Based Matchmaking, es decir, seremos emparejados con jugadores de nuestro nivel. La función tiene mucho mas sentido cuando hablamos de juegos netamente competitivos como Rainbow Six Siege u Overwatch, por lo que es inexplicable la razón de la desarrolladora para implementarlo por encima de un emparejamiento en el que debería priorizar el nivel de conexión. Y tiene menos sentido aun cuando se supone que próximamente será implementado un Modo Torneo para el videojuego, en donde si es obligatorio que sea implementado tal función.

De todas formas, Modern Warfare tiene aún muchas cosas positivas por decir, como los contenidos en forma de actualizaciones que se van agregando a la vertiente online. Quizás no sean tan impresionantes en cantidad, pero si es cierto que han cumplido en cuanto contenido totalmente gratuito más allá de las skins de personajes y armas. Tanto para el modo 6vs6, como para el Gunfight, Ground War e incluso las Operaciones Especiales se han agregado nuevos mapas que han dotado de aire fresco al contenido inicial del videojuego. Sin mencionar que ya no hay barreras para jugar contra usuarios de otras plataformas en caso de que nuestros amigos no tengan la misma consola/PC gracias a un crossplay que esperemos siga expandiéndose a otros títulos. En caso de que queramos desactivar dicha función siempre podremos ir al menú de opciones para que solo nos empareje con jugadores de la misma consola. 

Otro aspecto muy impresionante es el apartado sonoro del videojuego. Los efectos de sonido son realmente abrumadores, posicionándose como uno de los mejores videojuegos en general en cuanto disparo de armas. Las sensaciones que transmiten son impactantes, como si disparáramos con un arma real en el caso de que tengamos audífonos puestos o un equipo de sonido bien competente. El impacto del Hitmarker es sensacional (y pudiendo ser editados), las granadas de contusión, de fuego o explosivas son muy realistas incluso cuando chocan con una determinada superficie, es decir, al impactar en un contenedor, escucharemos el impacto de un ruido metálico. Ninguna pega puede existir en cuanto al presente apartado, está cuidado hasta el más mínimo detalle. Quizás la única pega fuera el ruido de los pasos, pero ya ha sido muy bien ajustadon durante las actualizaciones.

Infinity Ward había hablado sobre la personalización de las armas, y nuevamente vuelven a cumplir con creces. No solo es el hecho de que las armas en el presente MW nos hagan sentir muy poderosos con sus efectos de sonidos, impactos o retrocesos, ya que además tenemos la posibilidad de adicionar a cada una de las armas principales y algunas secundarias hasta 5 accesorios en total, teniendo cada una de ellas entre 30 – 40 accesorios por los cuales podemos decantarnos. Por lo que podemos convertir un simple Escopeta en una Francopeta si le agregamos los accesorios correspondientes para ello. También hay que decir que las ventajas se encuentran correctamente equilibradas aunado a una racha de especialistas, dónde por una determinada cantidad de bajas podremos conseguir 3 ventajas extras y qué termina siendo un añadido excelente según el mapa o modo de juego en donde nos encontremos. Y es que no podemos dejar de lado el hecho de que incluso tendremos la posibilidad de cambiar de clase en medio de las partidas, una característica que venía siendo muy demandadá para los Call of duty y que ofrece los resultados que anhelamos para poder incidir aún más en la victoria sobre el equipo enemigo. 

El apartado técnico tampoco se queda atrás. El videojuego se encuentra notablemente optimizado en cuanto a su funcionamiento, con un diseño de menús bastante fluidos en cualquiera de las vertientes. También hay que destacar el juego de luces y sombras del título que terminan de agarrar muchísima presencia durante las misiones nocturnas de la campaña, con unas gafas de visión nocturna que no son simple añadidos cosméticos ya que todo este desenvolvimiento tecnológico termina teniendo un notable peso dentro en la jugabilidad. El crossplay como se ha mencionado anteriormente cumple perfectamente con su cometido y en general todas las excelentes modalidades que ofrece el juego poseen un rendimiento tremendo, aunque con algún que otro tirón si jugamos a pantalla dividida lo cual es perfectamente comprensible. Lo que sí es muy inaceptable es el exagerado peso del juego para nuestra plataforma: más de 130GB que seguirán estirándose aún más por las siguientes actualizaciones de contenido. En este caso la labor de comprensión ha arrojado resultados muy alarmantes, sobretodo para aquellos jugadores que pecan de espacio de almacenamiento y ya ni hablar de aquellos quienes no cuentan con una buena conexión a Internet.

Modern Warfare es un título espléndido, con muchísimas bondades que en parte se ven maltratados con errores qué, aunque escasos, son muy groseros a estas alturas de la saga. Quizás no sea posible modificar el diseño de algunos mapas muy deficientes, reducir la exagerada cantidad de GB del videojuego, o suprimir la decisión de optar por el Skill Based Matchmaking, pero ni con esas MW deja de sacar partido a un apartado audiovisualmente espectacular, intensamente desenfrenado, con actualizaciones que ganan más peso con el transcurso del tiempo, y lo más importante: con un título, un COD muy divertido que se aproxima enormemente a los momentos de oro de la saga. 

1 comment

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer

Los movimientos más importantes de Microsoft y Sony en el camino...

Conoce como se ha ido moldeando el camino hacia la Next-Gen tanto para Microsoft como para Sony, junto con sus grandes aciertos y sus sonoros fallos.