Análisis de Fortnite Battle Royale

Análisis de Fortnite Battle Royale

Quizás tengamos delante a un título en el que sus autores nunca hubieran imaginado la trascendencia que ocasionaría dentro de los videojuegos online. Fortnite es de esos juegos que nacen como un golpe de suerte para luego al otro instante hundirse, pero que gracias a la impecable labor de un estudio tan veterano dentro de la industria como lo es Epic Games, ha sabido mantenerse y explotar al máximo toda clase de posibilidades. Fortnite ingresa al terreno del Battle Royale con personalidad, humor, gameplay al alcance de pocos y diversión hasta decir basta, para dejar huella en un género en el que se ha convertido, al menos en cuanto a números y contenido, en el rey. 

Como hemos mencionado anteriormente, Fortnite no nació como un Battle Royale, ya que inicialmente fue concebido como un videojuego cooperativo. El éxito que vivió PUBG hace unos años incidió en el salto de Fortnite al Battle Royale y el resultado que se ha logrado conforme ha avanzado el tiempo es tremendo. Para el siguiente análisis solo se tomarán en cuenta dicho modalidad BR debido a que es la oferta jugable donde los desarrolladores han invertido una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y sobretodo talento. 

A diferencia de otros lamentables títulos al emplear un modo Battle Royale sin nada que ofrecer, el caso de Fortnite es muy distinto. Si bien caeremos dentro de un mapa junto con otras 99 personas en donde tendremos que equiparnos un arsenal que iremos encontrando a lo largo de todo el mapa para ser el último en pie, el título presenta aportes significativos para el género. El gunplay de Fortnite es realmente compacto, pero una de las características diferenciadoras que han sabido explotar en Epic Games es sin duda la construcción en donde el jugador podrá elaborar coberturas para protegerse o rampas para poder ganar la altura y sacar adelante los enfrentamientos. 

Y realmente no exageramos cuando decimos que la construcción es uno de los ejes del videojuego. Se desenvuelve de una forma fluida y nítida que solo estará limitado por las capacidades del jugador. ¿La mejor parte? Que cuando creamos que hemos llegado al techo en la mecánica de construcción, siempre aparecerá algo nuevo que aprender y dominar. Son tantas las formas de utilizar dicha mecánica que es imposible explicarlas todas en el presente análisis, pero resulta muy reconfortante el hecho de que para obtener una victoria en un modo de juego donde participan 100 personas y que cuenta con una aleatoriedad y por ende un grado de suerte, nuestras habilidades son las que dictaran en mayor medida el curso de la partida y de nuestra victoria. Sin duda, uno de los apartados que pocos Battle Royale logran relucir, por no decir absolutamente ninguno. 

¿Quiere decir que la puntería no tiene incidencia? La tiene, pero no es solamente lo más primordial para dominar el juego, por más raro que suene. También deberemos familiarizarnos con la cantidad de armas existentes dentro del juego, sin mencionar los sinfines de objetos que rebozan personalidad por los cuatro costados, pero también utilidad en la mayoría de los casos. Contaremos con rifles de asalto, escopetas, subfusiles, francotiradores o lanzamisiles, pero por supuesto debido a las mecánicas de construcción deberemos saber en qué momento se debe emplear las armas correspondientes para salir airosos, ya que la construcción junto con el gunplay se compenetran de una manera bestial y que nos dejará enfrentamientos cada vez más espectaculares cuando logramos dominar aún más el juego.  

Por supuesto los mencionados objetos también cuentan con una importante participación. Entre ellas nos encontramos con granadas apestosas que funcionan como un aire venenoso para el enemigo, las lanzaderas que permiten desplazarnos rápidamente, hogueras para recuperar nuestra vida, los escudos, trampas que se adhieren a las paredes y muchísimos objetos más que nos aportarán una variedad sin igual dentro de las partidas. Aun asi, uno de los problemas que presenta Fortnite es el sistema de emparejamiento, el cual parece ser que brilla por su ausencia. Como se había mencionado anteriormente, el videojuego es muy complejo y difícil de dominar por lo que en un principio se les podría atragantar un poco el videojuego a aquellos quienes quieran iniciarse debido a la aleatoriedad del nivel de los enemigos con los que nos podemos encontrar dentro de una partida. La importancia de esto se puede ver reducida si accedemos a otros modos de juego como Duos o Squad, donde podremos jugar junto con 1 o 3 personas más, respectivamente. 

La mencionada variedad durante las partidas se verán aún más acrecentada por un mapa con escenarios de lo más diversos, debido a la personalidad de muchas de sus localizaciones que nos hará sentir lo más parecido a una perdida en el caso de que sean suprimidas en la siguiente temporada, porque si bien una nueva temporada presenta muchos cambios y novedades en lo que se refiere al mapa, este no será ampliado sino modificado. 

Aunque el videojuego no posee una historia como tal, presenta un lore bastante atractivo el cual va dejando durante el transcurso de la temporada diversas pinceladas para permitir el avance de lo que se intenta contar, el cual normalmente suele finiquitar en un evento durante a mediados o a finales de la temporada que suelen ser sucesos in-game de lo más espectaculares. 

Pero en que apartado es donde se hace fuerte Fortnite? En su cuidado mantenimiento, gracias a los titánicos recursos que invierte Epic Games semana tras semana en el juego. No exageramos si se expresa que Fortnite es uno de los videojuegos más actualizados de la industria, por lo que será normal presenciar alguna nueva arma, objeto o acontecimiento de forma regular, aunque debido a los temas de equilibrio también pueden existir una eliminación temporal o permanentemente de un determinado arsenal, pero que de ninguna manera empaña el esfuerzo de Epic Games en mantener muy fresco su propuesta Battle Royale, dando también a entender el exquisito manejo que posee la empresa en su Motor Gráfico Unreal Engine, el cual facilita todo lo anterior mencionado.

El apartado visual contiene una propuesta de lo más colorida, el cual se deja notar a través de sus escenarios, skins, armas o incluso bailes. Y es curioso la simpatía que transmite el título viniendo de los desarrolladores de juegos tan gore como Gears Of War o Unreal Tournament. Pero generalmente, el juego raya a un excelente nivel en cuanto a sus diseños y un correcto nivel en lo que se refiere a músculo gráfico. Si bien esto último no es en donde se acrecienta el título, Fortnite se desenvuelve a unos suaves 60 frames y en el cual tendremos la opción de jugarlo a 30Fps, que por supuesto no recomendamos debido a las características del propio título. También se debe recalcar la fluidez y rapidez para cada una nuestras acciones, por lo que cobra aún más peso el hecho de que las ejecuciones de nuestras posibilidades jugables estarán limitadas solo por nosotros. El juego si bien no cuenta con animaciones de escándalo, el desarrollo y la variedad de éstos son notables.

En lo que respecta al sonido, será un apartado fundamental para el devenir de nuestra partida. Y es de agradecer la presencia y el impacto de cada uno de los efectos de sonido que se presentan. Los pasos de los enemigos se manifiestan de una forma clara, el sonido de las armas se encuentra muy diferenciados para identificar fácilmente cual es el armamento de nuestro enemigo, el sonido en la utilización de un determinado objeto o incluso cuando un enemigo está cayendo por encima de nosotros a través de un paracaídas…todo ello nos podrá marcar las pautas de nuestra siguiente acción a realizar. 

Para algunos, habrá propuestas de Battle Royale que tengan más concordancia con sus gustos, pero algo que es innegble es la reinvención que ha otorgado Fortnite dentro del género. El éxito más inesperado de Epic Games es un título simpático, fluido, divertido y sobretodo mimado, que multiplica las posibilidades del Battle Royale con un gunplay junto con una mecánica de construcción apto solo para los más habilidosos, con una variedad dentro de las partidas impecables. Puede que al principio se atragante para los más nuevos debido a un descuidado emparejamiento y a la dificultad para hacerse con su gameplay, pero cada vez que nos familiaricemos más con el título las partidas transmiten una intensidad sin igual que pocos pueden presumir. El Free To Play más exitoso de los videojuegos llego de coincidencia, más no se quedó por casualidad.

Relacionados

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos

El espectacular plano secuencia de God of War PS4

¿Alguna vez te has preguntado por qué sentiste aquella sensación de que algo siempre ocurría por cada paso que realizabas en God of War 2018? ¿Como una especie de dinamismo continuo durante toda la aventura? El One Shot o el Plano Secuencia es una de las maravillosas causas de ello

8 razones que explican la gran polémica de The Last Of Us Parte 2. ¿A qué se debe el odio?

8 razones que explican la gran polémica de The Last Of Us Parte 2. ¿A qué se debe el odio?

Análisis de The Last Of Us 2. El videojuego más despiadado de Naughty Dog.

The Last Of Us Parte 2 realmente no dejará indiferente a nadie e incluso puede magnificar aún más si cabe el derroche de emociones que tuvimos que sufrir durante su primera parte. ¿Estamos hablando del mejor juego de Playstation 4?

Categorías