Análisis de Red Dead Redemption 2

-

Análisis de Red Dead Redemption 2

En el presente ciclo de consolas, se ha optado por ofrecer más mundos abiertos, tanto para aquellos juegos que los necesitaban debido a su propuesta como para los que no. Podría catalogarse como la generación del sandbox, innecesariamente demasiados, pero por fortuna el juego que nos ocupa tiene a una desarrolladora con bastante veteranía en este campo para dar una lección a la industria sobre cómo hacer las cosas, pero sobre todo, como no hacer las cosas. Red Dead Redemption 2 no es un sandbox cualquiera…y tampoco es de esta generación. Rockstar nos lleva de la mano hacia un camino en el cual deben encaminarse aquellos estudios quienes quieran ofrecer un mundo abierto a la altura, con una gran historia, una gran jugabilidad, un IA de miedo, un mundo vivo, orgánico, y un sinfín de atributos que se explicaran a lo largo del análisis. RDR 2 es lo que nos puede deparar el futuro en el ámbito de los sandbox, y no podemos estar más que ilusionados.

RDR 2 es la precuela del aclamado RDR 1 lanzando en el año 2010, y es la tercera entrega de la saga Red Dead. Debido al éxito de su predecesor, catalogándose como uno de los mejores juegos de Rockstar, la entrega que nos ocupa ha sido uno de los videojuegos más esperados en los últimos años junto con otras superproducciones como The Last Of Us o Cyberpunkk 2077.

El videojuego está ambientado en el salvaje viejo oeste en sus últimos años de vida por la inminente llegada de la civilización, una situación oprimente para los miembros de la banda y, por supuesto, para nuestro protagonista Arthur Morgan. Si bien, podría pensarse que la mayor parte de su vasto mundo está adornado por amplios paisajes por recorrer junto con una extensa variedad de animales, y que por ende eso puede derivar en un mundo vacío, pues no podríamos estar más equivocados. RDR 2 quizás tenga el mundo más vivo y orgánico que se ha visto dentro de la industria y eso es porque Rockstar siempre ha tenido muy claro de qué manera puede ser posible aprovechar óptimamente las posibilidades del western y a la vez como suprimir las pegas que pueden existir.

Y es que existen videojuegos como Far Cry 2, el cual para su tiempo ofreció atributos muy destacables en su mundo abierto, pero que se hacía excesivamente repetitivo, y más aún cuando teníamos que hacer un recorrido del punto A al punto B que podía sentirse agónicamente eterno. RDR 2 logra eliminar esta mala experiencia? Por completo y es debido a lo que será expresado a lo largo del análisis

Generalmente los juegos de Rockstar cuentan con un ritmo muy cercano a lo que suele ofrecer la industria, pero en este caso una de los hechos más curiosos y que realmente no imaginábamos que sería implementado fue el temple y la serenidad del juego. El ritmo es bastante pausado, uno en el que debes tomártelo muy en calma. Si bien, en el ámbito de los Triple A estamos acostumbrados exactamente a lo opuesto, se debe ceder en la proposición que realiza Rockstar a través de su juego. Porque al momento en el que aceptemos la característica de la serenidad que manifiesta el juego, ya no habrá vuelta atrás, pues seremos absorbidos drásticamente por el maravilloso y peligroso mundo que nos rodea.

Aquí podemos notar la decisión de los desarrolladores en desmarcarse de lo habitual y también podemos notar su excesiva ambición. Arthur Morgan no solo posee animaciones de escándalo, sino que la cantidad de ellas es realmente terrorífica. Desde la manera en la que nos colocamos nuestro sombrero, como fundamos/desenfundamos nuestras armas cortas y armas pesadas, como interactúa con las provisiones del escenario abriendo su pequeño zurrón para guardarlas, hasta como le implementamos una montura a nuestro caballo para almacenar y extraer todas las armas a nuestra disposición, como crea de diferentes maneras una determinada provisión que necesitamos, o como despelleja a un determinado animal el cual puede variar dependiendo de su tipo, entre muchísimos aspectos más.

Y hablando de los animales que nos encontraremos a lo largo del mundo, puede que tenga la recreación más fiel que se ha visto en un videojuego. Sus reacciones, movimientos y sonidos están totalmente conseguidos, hasta el punto en el que sentiremos un poco de pena al cazarlos, como si experimentamos por nosotros mismos el dolor que le acabamos de ocasionar. No es muy bonito de ver a un animal regocijándose de dolor, pero es que en otros videojuegos a través del cual nos desenvolvemos en la caza no era un aspecto al cual le prestábamos atención debido a que parecía más a un juguete o un pixel andante. Esto no sucede en Red Dead, pero el juego incluso va más allá y decide esparcir en su mundo a más de 200 especies de animales. Una locura. También debemos tener en cuenta que la caza tiene unas mecánicas totalmente cuidadas y cuenta con propósitos que nos incentiva a realizarlo, siendo uno de los aspectos en el que más tiempo invertiremos y que se hace muy apetecible.

Por supuesto, y así como sucedió con su primera parte, los caballos tienen un acabado sorprendente, teniendo un manejo exquisito. Uno de los aspectos que logran suprimir casi por completo la sensación de realizar recorridos largos de una zona de interés a otra es nuestro fiel caballo. Esto se debe por el hecho de que no lo trataremos como un simple medio de transporte, ya que el sentido de pertenencia que manifiesta el juego es muy cautivador. Entre más tiempo pasemos con nuestro caballo más podremos aumentar el vínculo con él y podremos desbloquear ciertas funciones que nos permiten obtener un despliegue en el que estaremos maravillados de presenciar. Pero independientemente de eso, a nuestro caballo siempre querremos resguardarlo de los momentos más inminentemente peligrosos que pudiéramos presenciar, como si habláramos de un miembro cercano de la banda. Por lo que no es de extrañar que experimentemos un notable miedo cuando recorremos un pantano lleno de cocodrilos, los cuales pueden dar un infarto a más de uno debido a su recreación, o también cuando un grupo de personas nos realizan una emboscada y se desata un estruendoso tiroteo, pues si nuestro fiel compañero muere no reaparecerá.

También debemos hacer una excelente mención al sistema de disparos del videojuego. Las armas transmiten un poderío notable debido a su impacto en nuestros enemigos y al sonido que desencadenan. Y sobretodo, esto se ve incrementado al utilizar el Dead Eye, la mecánica que ralentiza el tiempo y que regresa por todo lo alto debido a su visceralidad junto con la clase que siempre ha expuesto. Pero dentro del sistema de tiroteos se encuentran uno de los puntos flacos del juego: el sistema de coberturas. Es algo preocupante ganar muchos enteros en aspectos donde la industria no ha llegado a acercarse para luego venir y equivocarse en la implementación de un sistema de coberturas que lleva siendo bastante utilizado desde el lanzamiento de Gears Of War 1 en el año 2006. Las coberturas en RDR 2 funcionan de una forma algo torpe, tosca y en ocasiones algo inservible. Habrá momentos en el que estaremos detrás de una pequeña roca y cuando apuntemos la mira se encontrará sobre dicha roca en vez de nuestro enemigo, al igual que con los árboles, o con diversos fallos dentro de un entorno cerrado. Estos molestos aspectos entorpecen de forma ligera los tiroteos, aunque a pesar de ello, éste último siguen siendo una excelente mecánica dentro del juego, pero como ya se ha dicho, con inaceptables pegas a estas alturas de la generación.

El sistema de combate también es uno de los puntos flacos del juego. No es que sea malo, pero si comparamos el magistral desenvolvimiento de los demás aspectos del juego, pues el combate se encuentra muy por debajo de lo demás. Algunas veces las peleas se desenvolverán como dos maniquís pegándose entre sí, pues el fallo no proviene de que la mecánica se encuentre algo simplificada y que se desenvuelva con apenas 2 botones, sino que no sentimos el impacto que realizamos a nuestros adversarios y que ellos nos realizan a nosotros, convirtiendo lo que debería ser una épica escena de combate en algo levemente olvidable. Tampoco ayuda que el sistema de bloqueos no sea tan exacto como debería de ser, pero un punto a favor que poseen los combates es que, si logran manifestar esa sensación de peso de la época, justo lo que logran las demás mecánicas y acciones que realizamos dentro del mundo.

Al igual que sucedió con GTA V, se ha decidido implementar diversos atracos para el juego. Los atracos relacionados con el modo historia son realmente excelentes, pero no tanto aquellos fuera de la historia. Están conseguidos en lo que se refiere a su ejecución, pero por pequeños detalles se encuentra muy por debajo de los que podremos realizar en la historia, como puede ser el hecho de contar con un pañuelo que no sirve para absolutamente nada ya que al momento de ser buscado por las autoridades nos siguen reconociendo y saben quiénes somos. Por ende, realmente no salen las cuentas realizar un atraco, pues el beneficio que obtendremos por ello es casi todo lo que gastaremos para pagar nuestra deuda con la ley. Es inentendible que el pañuelo, tapar nuestro rostro no tenga ninguna incidencia en la jugabilidad. El honor podría considerarse algo similar, pues lo más recomendable y lo que más beneficios nos traerá es ser el vaquero bueno por encima de malo. Quizás se necesite más tiempo para afinar dichas características, pero el hecho es que no funciona ni supone lo que debería de ser.

Como ya se ha dicho, RDR 2 se cocina a fuego lento, y la historia no está exento de ello. Lo que será narrado durante la campaña se encuentra a un nivel abismalmente superior a muchos sandbox del mercado, pues cuando RDR 2 termina de arrancar estaremos envueltos es un sinfín de emociones que pueden ser asombrosas, pero también desgarradoras, reduciendo nuevamente a la mínima expresión la sensación de repetitividad y aumentando nuestras ganas de ver que pasará a continuación. Arthur Morgan pueden entrar fácilmente en el podio de mejores protagonistas de los videojuegos para muchísimos usuarios gracias a su magnífica redención y también estaremos muy a gusto por ser un personaje bastante capaz, con actitud y que no duda en ser un verdadero canalla por el bien de su familia, la banda. La evolución que presenta el personaje es asombrosa y la manera de narrarla es ejemplar, exigiéndonos estar atentos a muchos detalles para entender de mejor forma el desenlace.

Muchos Sandbox, debido a su tamaño, deja de tener una presencia en su historia de forma muy constante y eso no ha pasado desapercibido para Rockstar. Evidentemente no se comentará mucho para evitar spoilers, pero es un alivio contar con personajes que nutren enormemente a la trama como Hosea, Charles o Saddie junto con otros que vuelven como el carismático líder de la banda Dutch Van Der Linde o el propio John Marston. Por lo que no solo contaremos con una excelente variedad y acabado de misiones que nos proporcionaran para sacar adelante a la banda, sino que la interacción existente entre muchísimos de los 23 miembros de dicha banda a través de nuestro personaje es algo totalmente descomunal, un aspecto que incrementa de magistralmente el grado de inmersión dentro del juego. La sensación de pertenecer y cuidar a nuestra familia, el encariñamiento con una excelente cantidad de lo que consideramos pocas veces como un Npc, es espectacular.

Pero todo lo relacionado con el modo historia no es oro. Un aspecto el cual puede ser molesto para aquellos usuarios veteranos, que quieran completar el videojuego al 100% y por ende los retos/objetivos de cada misión del modo historia, se encontraran con objetivos levemente bugeados, o se verán entorpecidos muchas veces por el torpe sistema de coberturas o el inexacto sistema de cuerpo a cuerpo. Puede suceder el caso donde tengas que escapar de las autoridades en menos de 1 minuto y al salir del rango de búsqueda, tengas inexplicablemente de nuevo el aviso de búsqueda, teniendo que repetir desde el principio la misión. También existe el hecho de que si mueres puedes iniciar desde el punto de control, pero en determinadas ocasiones a pesar de haber cumplido los objetivos no se nos va a contabilizar el objetivo que hemos cumplido. Y realmente es desesperante presenciar errores que van mas allá de nuestra capacidad de juego, lo que convierte este aspecto en uno de los peores y menos cuidados de todo el juego.

En el aspecto gráfico y técnico el juego es impactante y beneficia de forma Increíble el grado de inmersión que se ha mencionado antes. Puede que algún que otro recorrido del Punto A al Punto B sea largo, pero eso no significa que se nos haga largo. Esto es debido al maravilloso ambiente en el que nos encontramos y porque no préstamos atención más allá del sonido de nuestro caballo al cabalgar, o el sonido de los pájaros, los encuentros aleatorios con algún ciudadano, las excelentes misiones secundarias, las localizaciones o sus puntos de interés, entre otras millones de distracciones que podemos presenciar y que después de realizar nos diremos a nosotros mismos “que era lo que iba hacer inicialmente”? También es increíble el amor por el detalle de Rockstar, pues podemos observar como los músculos de nuestros caballos se contraen con respecto al movimiento que se realiza, o como nuestro protagonista es consumido por el frío sino nos abrigamos, o cuando perdemos fuerza o peso debido a que hemos pasado días sin comer…muchos aspectos que tienen una incidencia en la jugabilidad pero que a la vez se representan muy bien por el alto nivel gráfico del juego.

Puede que más unas veces nos quedemos contemplando la vegetación dentro de un bosque, observando cómo la iluminación se entremezcla con las hojas de los árboles o como dicha vegetación se mueve de forma suave gracias al viento. No es un ambiente superficial que nos ponen de adorno, es un mundo orgánico en el que podemos sentir que estamos allí, un mundo en el que tenemos ganas de explorar y descubrir lo siguiente que podremos vivir. Puede que el aspecto gráfico no sea lo más importante de un juego, pero RDR 2 logra exprimir el máximo rendimiento hasta tal punto en el que nos hace cuestionar si realmente es importante o no. Y para muchos quienes disfrutan de un excelente diseño artístico por delante del músculo gráfico, el simple hecho de cuestionar tal debate para dichas personas…es un logro Increíble

El punto álgido del juego es cuando experimentamos lo anterior mencionado junto con una cautivadora banda sonora. Lo nuevo de Rockstar no gano de coincidencia dicha categoría, pero no es solo increíble las partituras realizadas y como se adaptan perfectamente al western, lo más increíble es cuando cada una de las partituras se adaptan perfectamente al momento que estamos jugando, el momento que estamos viviendo. No sucederá solo 1 vez, ni 3 veces, ni 8 veces…sucederá constantemente a lo largo de la aventura. Por si no fuera suficiente, la voz de todos los personajes raya a la perfección, por lo que no es muy extraño el hecho de que Rockstar no implemente un doblaje español para el juego, porque simplemente no estaría a la altura.

Red Dead Redemption 2 es una de las obras de arte de la actual generación. Supera groseramente a muchísimos videojuegos de corte Sandbox, como si realmente perteneciera a una generación diferente. Si bien es cierto que cuenta con algún que otro punto en contra como las coberturas, el inservible pañuelo o en menor medida los combates algo toscos marca de Rockstar, también es verdad que posee una historia inolvidable, un protagonista de lo más atractivo y badass que se ha visto en mucho tiempo, personajes claves como Dutch o John Marston, un magnifico mundo abierto el cual su tamaño se corresponde con la calidad que ofrece, misiones/actividades de lo más increíble y variadas, a la vez que cuenta con un poderoso apartado gráfico acompañado de una encantadora banda sonora….Rockstar nuevamente ha dejado su ambicioso sello en su breve pero imprescindible aparición en el presente ciclo de consolas.

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer

El tiempo de desarrollo para cada Uncharted

Conoce el tiempo de desarrollo de las entregas numéricas de Uncharted desarrollada por Naughty Dog.