Assassins Creed cumple 13 años

-

Se cumplen 13 años desde la primera entrega de Assassin’s Creed 

Hace tan solo unos días fue estrenado Assassin´s Creed Valhalla, título que ha logrado muy buenas críticas y aceptación por los jugadores, pero aprovechando que la primera entrega de Assassin’s Creed fue estrenada hace 13 años, el 13 de noviembre del 2007 para ser más exactos ¿por qué no rememorar al juego que dió origen a todo? 

¿Assassin’s Creed o Prince of Persia? 

Como muchos sabrán, la idea original del título fue hacer una continuación de Prince of Persia: The Sands of Time, el cual fue estrenado a finales del año 2003, por lo que el desarrollo de Assassin’s Creed (que en ese tiempo era Prince of Persia) comenzó el año 2004, siendo un proyecto hecho para estrenarse en la querida PlayStation 2. 

El (en ese entonces) nuevo título de Ubisoft, comandado por Patrice Désilets, un desarrollador de Ubisoft Montreal, iba a llamarse Prince of Persia: Assassin. Pero Désilets no quería que el protagonista fuera El Príncipe, y a su vez, Ubisoft no quería que un título de Prince of Persia no contara con El Príncipe como personaje principal, por lo que la idea fue totalmente descartada y esto los llevó a crear una nueva IP. 

Primeros vistazos a Assassin’s Creed 

Desde entonces no se supo nada sobre la nueva IP de Ubisoft hasta el E3 del 2006. En el cual Jade Raymond, productora de Ubisoft, junto a un miembro del equipo de desarrollo presentó el primer demo del nuevo proyecto, el cual se jugó en una Xbox 360, en el que podíamos ver a Altair recorriendo el mapa y demostrando las principales características de la entrega, las mecánicas de parkour, sigilo y asesinato. 

Lanzamiento de Assassin’s Creed. 

Finalmente, el juego fue estrenado el 13 de noviembre de 2007 para PlayStation 3 y Xbox 360 (principios de 2008 para PC). 

Fue recibido con mucha aceptación, logrando altas evaluaciones de famosas revistas de videojuegos como por ejemplo un 7/10 para Eurogamer, un 36/40 para Famitsu, entre otras. 

Resumen del juego. 

El argumento de este juego no es tan simple como un juego ambientado en épocas pasadas y ya, si no que trata sobre una persona, en este caso Desmond Miles (quién puede ser considerado como verdadero protagonista del juego), que interactúa con un dispositivo llamado Animus, el cual es capaz de reproducir los recuerdos de la memoria genética de los antepasados del usuario. Por lo que nosotros en realidad jugamos DENTRO de los recuerdos de Desmond. 

¿Qué hacía Desmond en el Animus? 

Desmond Miles no estaba probando el Animus de forma voluntaria, él es un simple camarero que fue secuestrado por Industrias Abstergo para conseguir información de un antepasado suyo, Altaïr Ibn-La’Ahad, un miembro de la hermandad de asesinos en la época de la Tercera Cruzada. Accediendo a su memoria genética gracias al Animus, logran revivir los recuerdos de su objetivo, Altaïr. 

Dentro del Animus, las memorias de Altaïr revelan que él estaba tratando de impedir a Roberto de Sable tomar un artefacto de un templo, pero rompió los tres principios de la Hermandad de Asesinos en el proceso. 

El líder de la Hermandad, Al Mualim, degrada a Altaïr al rango de novicio (este tenía uno de los más altos rangos de la hermandad), y para recuperar su antiguo estatus, le asigna la tarea de asesinar a nueve templarios. Cada objetivo se basa en una figura histórica real de la Tercera Cruzada, que incluye Majd Addin, Garnier de Naplouse, Jubair Al Hakim, Sibrand, Guillermo de Montferrat y Roberto de Sable. 

Altaïr completa cada tarea, aprendiendo cómo cada objetivo está conectado con Roberto y los templarios y cómo juntos aspiran a terminar las Cruzadas y colocar la Tierra Santa bajo su propio control. Con hombres asesinados en ambos lados, descubre que el último complot de Roberto es intentar unir a las fuerzas cristianas y musulmanas contra su nuevo enemigo común, los Asesinos mismos. Altaïr derrota a Sable, poniendo fin al complot de Roberto. Altaïr descubre que Al Mualim era miembro de los templarios y usó al Asesino para matar a los otros miembros que guardaban el secreto del poder del tesoro, para poder guardar el artefacto egoístamente. 

Al terminar el proceso, Desmond descubre que Abstergo es un frente moderno de los templarios, y ya están buscando otros artefactos en lugares identificados en los recuerdos de Altaïr. Además, se entera de que los Asesinos modernos trataron de rescatarlo antes de completar el recuerdo, pero fracasaron. Luego, Desmond debía ser asesinado después de una orden de un templario de alto rango, pero lo salvan de la muerte. 

Aunque Desmond permanece atrapado en el laboratorio de Abstergo, su experiencia en el Animus ha creado un efecto sangrado de la vida de Altaïr, lo que permite a Desmond usar la vista de águila del mismo, que, a su vez, le permite ver mensajes extraños pintados en las paredes y piso del laboratorio. Todos los mensajes tratan sobre diversas formas del fin del mundo de diferentes culturas, incluidas varias referencias al 21 de diciembre de 2012, la fecha en que Abstergo planea lanzar un satélite que “terminará permanentemente la guerra”. Se insinúa que este método sería por el mismo método que Al Mualim hipnotizó a Masyaf, solo que a mayor escala. Finalmente, el juego termina con Desmond preguntándose qué significan todas las imágenes y quién podría haberlas dibujado. 

Altaïr Ibn-La’Ahad 

Llevamos gran parte hablando de Altaïr pero, ¿Quién es este personaje? 

Su nombre significa en árabe “El Volador, Hijo de Nadie”. Altaïr también es el nombre de la estrella más brillante de la constelación Aquilus; uno de los antepasados de Desmond Miles, haciendo referencia al personaje de Altaïr y la constelación, igualmente se llama Aquilus. 

A pesar de la importancia de Altaïr en el universo Assassin’s Creed, siendo considerado por muchos como “El Padre de los Asesinos”, este personaje es protagonista en muy pocos títulos de la saga, apareciendo en Assassin’s Creed, Assassin’s Creed: Bloodlines(exclusivo de PSP), Assassin´s Creed: Revelations y un pequeño cameo en Assassin’s Creed II. Eso sí, existen cientos de referencias hacia él durante toda la saga, ya sea mediante indirectas en los diálogos, algún Easter Egg o incluso, en muchos títulos, se puede desbloquear y usar su atuendo característico. 

Altaïr Ibn-La’Ahad (1165 – 1257) fue un miembro de la Hermandad levantina de Asesinos que sirvió como su Mentor desde 1191 hasta su muerte en 1257. Durante su mandato como Mentor, a través del conocimiento de un Fruto del Edén, Altaïr hizo varios descubrimientos e invenciones que ayudaron mucho a la progresión de la orden. Su liderazgo se ocupó de la propagación de la influencia de los Asesinos en todo el Viejo Mundo. 

Fue criado para ser un Asesino desde su nacimiento, Altaïr se convirtió en un Maestro Asesino a los 24 años, un logro inaudito para alguien tan joven, lo que demuestra el tremendo talento que tenía. 

Para Assassin´s Creed: Valhalla, el cual puedes adquirir desde ya, esperamos que cuente con personajes principales tan importantes como los que encontramos no solo en su primera entrega, sino reiteradamente a lo largo de la IP 
 

Víctor Rocha – Redactor de InsideGamers.  
Instagram @jokeinside_ 

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer