Frases Dishonored

-

NOTA: Si te encuentras dentro de esta página, damos por hecho que has completado el modo historia de cada una de las entregas de Dishonored, en caso contrario, te recomendamos abandones el siguiente post debido a que pueden haber referencias a frases claves utilizadas a lo largo de la campaña y que podrían estropear tu experiencia.

Frase de los guardias

Como es habitual en los juegos de Bethesda, Dishonored cuenta con cierta reiteración de diálogos entre los NPC, en este caso de los guardias entre los que tenemos que eludir o abatir para abrirnos paso a través de los niveles. Y es que uno de las “Frases” que más escucharemos dentro del mundo de Dishonored, más concretamente en su primera entrega, es el silbido de una melodía de los guardias, que en el caso de muchos jugadores tiene altas probabilidades que sea el último sonido que producirán dichos personajes, salvo que nuestro estilo de juego sea el de un jugador pasivo y en el que avancemos de manera desapercibida. Eso sí, independientemente de nuestro estilo de juego, si cuentas con muchas horas hacia este título prepárate para emular el sonido. Es realmente contagioso.

Frase de Havelock a Marcus

Después de asesinar al Lord Regente, Havelock nos elogia diciendo que “en una noche has logrado más que muchos hombres en toda una vida”, y mucha razón podría tener lo que nos enuncia debido a que las misiones a las cuales nos enviaban eran realmente suicidas para solo una persona. El gran detalle es que no éramos solo una persona, y es que, gracias a la marca del forastero, teníamos la capacidad de utilizar una gran cantidad de poderes y habilidades fuera de lo natural para poder vengarnos de la emboscada que nos han hecho vivir. Quizas Havelock no tuvo muy en cuenta esto último al momento en el que decidió envenenar nuestra bebida y acabar con nosotros. Un gran error.

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer

Los movimientos más importantes de Microsoft y Sony en el camino...

Conoce como se ha ido moldeando el camino hacia la Next-Gen tanto para Microsoft como para Sony, junto con sus grandes aciertos y sus sonoros fallos.