La polémica qué rodea a Cyberpunk 2077 y sus claves para entenderlo.

-

Todo lo que necesitas saber sobre uno de los lanzamientos más complicados de los últimos tiempos.

Si en CD Projekt RED pensaban que nada podría ir peor después de una primera semana de lanzamiento desastrosa se equivocaban. Tras el fiasco de uno de los juegos más esperados de los últimos años y una caída en bolsa que ha provocado pérdidas de mil millones de dólares en el valor de la empresa polaca, ahora parece que viene una demanda de los propios inversores de la compañía.

Ayer, The New York Times, dedicaba un artículo al desastroso lanzamiento de Cyberpunk 77, intentando analizar las causas de este fracaso y la concatenación de errores que llevaron a él, incluyendo errores de comunicación y problemas internos, pero también criticando los problemas de la creación del hype que existe en la industria, tanto el que se crea institucionalmente desde las empresas, como el que nace desde la propia comunidad de jugadores y que en muchas ocasiones desemboca en una toxicidad agresiva, bien hacia los creadores o bien hacia otra parte de la comunidad con un pensamiento u opinión contraria.

Cyberpunk y The Witcher

Haciendo un repaso a la historia de CD Projekt como desarrolladora, el medio neoyorkino destacaba un pensamiento que hemos hablado en InsideGamers: los problemas de The Witcher no eran ni remotamente cercanos a Cyberpunk 7. Pero no solo el lanzamiento de estos títulos ha sido diferente, la manera de desarrollar ambos ha sido muy distinta. Si bien compartían en común el ser adaptaciones de universos existentes, The Witcher en forma de novelas y Cyberpunk como juego de rol, la política del estudio a la hora de afrontar ha cambiado radicalmente.

La llegada de Geralt de Rivia al videojuego se podría calificar de tibia, con un primer juego humilde, que adaptaba una historia y un mundo ambiciosos, pero con un estudio pequeño detrás donde el talento primaba más que los millones. Tras esta primera toma de contacto, los recursos y la ambición del proyecto crecían para la segunda entrega de la franquicia, viéndose un salto de calidad notable y posicionando a CD Projekt RED y en general a la industria del videojuego polaca, como un candidato a potencia emergente dentro del mundillo, algo que se reafirmaría con la llegada del gran buque insignia de la saga: The Witcher 3.

Con el capítulo final de la trilogía CD Projekt RED se establecía claramente como uno de los grandes estudios del momento, sí, es cierto que el apartado técnico no era su fuerte, The Witcher 3 tenía multitud de problemas y bugs en su salida, pero lo suplía con un despliegue de mundo abierto que marcaría muchos de los estándares en los siguientes años, además de una historia atractiva, bien llevada en todo momento y que conseguía hacer al jugador parte del mundo del brujo.

La compañía se encontraba en su mejor momento y en esta cresta de la ola, en 2012, se anuncia el nuevo proyecto en el que se van a embarcar, esta vez dejan de un lado la fantasía medieval para saltar a un futuro distópico (?) en el año 2077, adaptando un popular juego de rol de los 80-90 con una estética como poco interesante. Durante 8 años las noticias llegaban con cuentagotas, pero cada nuevo avance dejaba entrever que el juego iba a ser un hito en la industria y marcaría un antes y un después, todo el mundo quería saber más y la inclusión de figuras como Keanu Reeves, Alanah Pierce o ASAP Rocky, demostraban la fuerza de CD Projekt RED y el enorme desembolso económico del proyecto.

El catastrófico año 2020

Antes de saber el año que se nos venía encima, CD Projekt RED decidía en enero retrasar el lanzamiento de Cyberpunk 77, llevándolo de primavera a septiembre, algo que de primeras no parecía grave en un mundo donde casi a diario se retrasar lanzamientos por diversas razones., pero el siguiente problema llegaría a los pocos meses, en marzo, la compañía debía enviar a casa a sus trabajadores con motivo de la pandemia mundial.

E3 2019 - Cyberpunk 2077: se filtra el contenido de la edición estándar | E3  2019 - Todos los juegos y conferencias de la feria - HobbyConsolas Juegos

Al poco tiempo se empiezan a encadenar una serie de retrasos, del 17 de septiembre se pasa al 19 de noviembre, un mes que serviría para, en sus propias palabras ‘’arreglar un montón de bugs’’, pero que parece no fue suficiente, pues nuevamente veríamos el temido tweet con fondo amarillo anunciando un nuevo retraso y situando el día D en el 10 de diciembre. Este retraso traería consigo una situación dramática para los propios empleados, quienes han visto cómo su jornada de trabajo se incrementa hasta 60, 80 e incluso 100 horas semanales en algunos casos, lo que generó una gran crítica contra la compañía, que acabaría prometiendo un bonus salarial a sus empleados, eso sí, ligado a los beneficios y las notas del juego, lo que provocaría aún más críticas y denuncias de abusos laborales a sus empleados.

Mientras de cara al exterior CD Projekt RED mostraba un juego único y con infinidad de posibilidades, en el interior las cosas no marchaban precisamente bien. Los desarrolladores eran conscientes de que se enfrentaban a numerosos problemas de rendimiento en consolas y que las versiones de Xbox One y PS4 estaban lejos de ser jugables.

En este punto se toma una decisión arriesgada, el juego no se retrasará más y se confía en que pueda ser arreglado de cara a su salida. En numerosas entrevistas altos cargos de la compañía se aseguran de crear un clima de hype exagerado, incluso de cara a sus propios inversores se vende una idea de perfección casi absoluta, afirmando que el juego estará listo y carecerá de bugs de cara a los jugadores, algo que se desmintió a las pocas horas del lanzamiento.

Para mantener las expectativas altas de cara al exterior se siguen tomando decisiones cuestionables, esta vez de cara a los medios, cubriendo el lanzamiento de con una capa de secretismo, distribuyendo muy pocas copias a la prensa y achacando los retrasos en los envíos a la situación de los países por la pandemia.

Ryan Brown, periodista británico de videojuegos y miembro del jurado de los premios BAFTA

A este problema de distribución de las copias de prensa se suma otro añadido, solo se distribuirán copias de PC, no habrá análisis listos para el día de lanzamiento sobre las versiones de consola. En este momento son varios los periodistas que empiezan a sospechar que ocurre algo extraño, pero nadie se atreve a dar la voz de alarma ante una compañía que gozaba de tanto prestigio y que se había ganado el respeto de todos en este tiempo.

Devoluciones y demandas

Lo sucedido en estos 10 días desde el lanzamiento de Cyberpunk 77 ya es de sobra conocido por todos, versiones injugables en consola, bugs constantes, partidas corruptas y quejas de la comunidad, pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad y ahora son muchos los que buscan rendir cuentas con CD Projekt. El primer gran movimiento exigiendo cambios ha llegado por parte de Sony, cuando hace pocos días, el gigante japonés emitió un comunicado anunciando que el juego sería retirado de sus tiendas y todos los usuarios que quisieran podrían devolver sus copias adquiridas, una noticia sin precedentes y que deja Cyberpunk 77 fuera de PlayStation de manera indefinida.

Retirar a Cyberpunk 2077 de la PlayStation Store está verdaderamente  justificado?

Pero las desgracias nunca vienen solas y The New York Times revelaba que hay varios bufetes de abogados trabajando en una demanda colectiva contra CD Projekt, una de las demandas vendría de los propios accionistas inversores de la compañía, lo que hace la noticia aún más grave y puede provocar despidos en la cúpula directiva. El abogado Mikołaj Orzechowski, encabeza una de estas demandas:  “analizando junto con el equipo del despacho de abogados los motivos para entablar una acción legal por la posibilidad de cometer un delito en virtud del Art. 286 del Código Penal – Falsedad para obtener beneficios económicos“.

Dentro de los inversores de la empresa son varias las voces que se sienten engañados por la actitud de los directores de CD Projekt RED y consideran que se ha mentido con la intención de inflar el producto a sabiendas de su baja calidad, algo que ha provocado el desplome en bolsa de CD Projekt, pasando de costar sus acciones 443 PL (99 euros) el día 4 de diciembre a 271 PL (60 euros) actualmente a día 21 de diciembre.

Estaba claro que Cyberpunk 77 no iba a dejar a nadie indiferente, aunque desgraciadamente ha sido por los motivos equivocados, pero lo hecho, hecho está, y ahora toca esperar. Los siguientes meses serán claves, no solo para el juego, sino también para la propia compañía, que tendrá que trabajar duramente para remontar este lanzamiento e intentar llevar a Cyberpunk 77 a la cúspide que prometieron y lavar su imagen para volver a ser el estudio que un día fueron y que todos queremos que sean.

Eric Fernández para InsideGamers
Instagram: @ericwho23

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debes leer